Novedades en comerzzia

Conoce un poco más a comerzzia a través de nuestras noticias y novedades.

« Atrás

Fiscalidad en el Entorno del Punto de Venta en el comercio

"No somos el primer país con control de fiscalidad en el punto de venta, ni seremos el último"

Recientemente comentaba una publicación en LinkedIn relativa a una noticia de @KPMG_ES donde se finalizaba indicando que el SII era algo excepcional en Europa, afirmación que en absoluto es cierta.
 
Desde la perspectiva de @comerzzia la aplicación de estos sistemas al punto de venta tan solo es una consecuencia más de la normalidad, un punto de venta emite facturas, luego éstas estarán sujetas a las mismas normas aplicables para todas las actividades.
 
La problemática específica radica en dos aspectos. El primero, es que se emite una factura con el suministro del bien y en una situación de cobro rápido. El segundo, es que no se produce en un entorno de oficina. Ambos aspectos "de Perogrullo" suponen ciertos retos que no se producen cuando se entregan bienes después de pedidos y albaranes a clientes registrados, en un entorno con impresoras, comunicaciones y un sistema de gestión totalmente centralizado de números de facturas, abonos o los propios clientes.
 
No es mi intención pararme en cómo debe operar el software de punto de venta para cumplir los requerimientos fiscales, sino destacar que en el comercio esto será cada vez más común y que el desafío deberá superarse de forma diferente en cada país. Mientras que en Francia el próximo 1 de enero de 2018 "bastará con certificar" que cumples la normativa; en China has de conectarte desde cada tienda con equipos concretos suministrados por la oficina "local" de la Agencia Tributaria (GTS).
 

Con una Visión Global

 
¿Podríamos llegar a encontrarnos tantas formas de comunicar la fiscalidad como países hay en el mundo? Serían llegado el caso unos 194 países a los que habría que sumar situaciones como Brasil con diferentes regímenes y tratamientos.  Sin embargo no hay que ver este problema como específico para cada país, sino abordarlo globalmente, ya que por suerte existen pautas y elementos comunes de control y se pueden agrupar. Tipo de validación del fichero, método de la obtención de número de factura, encriptación, y comunicación y guardado de factura a la agencia tributaria son los 5 elementos que permiten abordar prácticamente cualquier país con comunicación fiscal.
 
Pensemos por ejemplo en países como Grecia y Turquía que tienen un tratamiento basado en dispositivos fiscales, con leves diferencias el comportamiento es idéntico y las impresoras están homologadas. Si trasladamos otro ejemplo a países donde solo es obligado comunicar con la agencia tributaria se puede observar que España, Portugal o Suecia son muy parecidos. Unos comunican en 4 días, otros en 30, uno encriptando con clave Hash, otros no; pero en esencia son similares. Básicamente se trata de ficheros XML (ficheros de datos y etiquetas o descripción del dato) que siempre tienen el mismo contenido, en muchos casos las etiquetas están basadas en UBL (Universal Business Language). Otros países optan directamente por una solución de plataforma de factura electrónica como por ejemplo Ecuador ó México.
 
Finalmente algunos combinan todos los elementos, como por ejemplo China (ver Imagen 1.Fapio emitido por @comerzzia) donde los equipos fiscales te los "facilita", previo pago, el gobierno para que los propios dispositivo generen el identificador de factura (existen tiques o xiapiaos y facturas o fapiaos), a su vez estas operaciones se comunican a la agencia tributaria por una única empresa estatal homologada y delegada para tal fin. Sin embargo aún en estos casos se sigue tratando de una combinación de los elementos anteriores.
 
 
Imagen 1. Fapiao emitido por @comerzzia
 

CONCLUYENDO

 
Aislar la funcionalidad, emisión, cálculo, promociones y todo cuanto tiene que ver con el negocio, de la problemática puramente fiscal hace que de facto podamos usar la misma lógica y versión del punto de venta en cualquier país del mundo. Una solución de punto de venta diseñado en origen para resolver la problemática fiscal de forma general es altamente flexible y adaptable a las reglas de cada país, sin embargo durante mucho tiempo la mayoría de TPV/POS se construyeron pensando que la adaptación a otro país era solo cuestión de lengua y que la problemática fiscal era... ¿un ámbito del ERP? El mundo cambia y la fiscalidad es un aspecto que cada vez más se trazará desde el punto donde se generen las transacciones, a la vez de quererse conocer cada vez más en tiempo real.
 

UNA GUINDA Y UNA REFLEXIÓN

 
Comentar aquí que el sistema de control y comunicación de la fiscalidad no solo puede ser utilizado para la comunicación y el formateo de los datos para enviar a gobiernos y agencias tributarias y fiscales, sino que puede ser polivalente y aplicable para operadores aéreos y grandes cadenas multi-tiendas que aceptan córners en su interior.
 
Y como reflexión y responsabilidad quizás con una fiscalidad en tiempo real dejaríamos de encontrarnos con que una empresa "global" no ha pagado prácticamente impuestos locales a pesar de que reconoce operaciones de millones de euros en un país.
 
 
Artículo escrito por